VENTANA POBLANA

KARLA ROBLES

El Sensei perdido de Alejandro Armenta

 
Sus Amigos, y los no tan amigos, lo dicen. 
 
En privado y en público. 
 
Tal vez la 4T le elevo la arrogancia al Senador Armenta. 
 
Como dirigente del PRI poblano su trato siempre fue exigente pero amable. 
 
Quienes lo conocen dicen, el Alejandro Armenta que despacho alguna vez en la 5 poniente 122, como coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto, simplemente desapareció, hoy es otro esta hasta irreconocible. 
 
Ese trato respetuoso, cálido, exigente y autocritico de Armenta Mier hacia sus amigos sencillamente de esfumo.

Algunos armentistas, que fueron parte de su burbuja, simplemente han tenido que refugiarse en otros equipos, es más, los incrustados en el Ayuntamiento de Puebla juran que su arribo se debe a su capacidad individual y no a una recomendación hecha por el Senador Armenta. 
 
El Senador Alejandro Armenta ha perdido el rumbo, el personal y el político.
 
Su historia reciente lo confirma. 
 
Fracaso en el 2019 en su aspiración de ganarle, al hoy Gobernador Miguel Barbosa, la candidatura de Morena a la Gubernatura de Puebla.También recibió un portazo, de la alcaldesa capitalina, al intentar querer controlar el Ayuntamiento Poblano para sus fines personales. 
 
La imposición de Fredy Erazo como magistrado del TEEP mancho, en mucho, su imagen del Senador limpio y transparente. 
 
Peor aún es la necedad de Armenta por querer aprobar una reforma al Banco de México, misma que desde un inicio fue mal vista, incluso por algunos de sus compañeros de bancada, es más, el titular de la UIF, Santiago Nieto pidió, mediante un twitter, una discusión más amplia y técnica de dicha reforma. 
 
Por cierto, algunos personajes que tienen la intención de contender por una diputación o presidencia municipal en el 2021, bajo la siglas de morena, ya recibieron el mensaje de que tienen que contar con el visto bueno del Senador Armenta Mier o de lo contrario sus aspiraciones simplemente se verán truncadas. 
 
YO TENGO OTROS DATOS. 
En la tropa borbosista hay una duda ¿Qué pasa si Eduardo Rivera –el bueno- y Gabriel Biestro logran la candidatura a la alcaldía capitalina, uno por el PAN y el otro por Morena? ¿A quién tendrían que apoyar? Tal vez no importa quien gane, los dos están bien con dios y eso es lo que importa ¿o no? 

 

 

VENTANA POBLANA

KARLA ROBLES

Publicaciones anteriores