Tener vacunas no significa que se acabó la pandemia: OMS

FERNANDO INCHÁUSTEGUI

07 de diciembre de 2020

La agencia de la ONU encargada de velar por la salud mundial está preocupada por la creciente percepción de que la pandemia ha terminado y señala que la verdad es que muchos países están viviendo una elevada transmisión del coronavirus poniendo una gran presión sobre los hospitales. 

Tras el reciente anuncio de la agencia reguladora de medicamentos del Reino Unido que aprobó el uso de la vacuna contra la COVID-19 fabricada por la farmacéutica Pfizer, la Organización Mundial de la Salud indicó este viernes que el progreso en las vacunas proporciona “un impulso” que nos hacer ver “la luz al final del túnel”, pero advirtió contra la creciente percepción de que la pandemia ha terminado. 
 
"La verdad es que en la actualidad muchos lugares son testigos de una muy elevada transmisión del virus, lo que pone una enorme presión sobre los hospitales, las unidades de cuidados intensivos y los trabajadores de la salud" 
 
La OMS está preocupada por la creciente percepción de que la pandemia ha terminado”, alertó el director general de la Organización el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus durante su encuentro bisemanal con los medios de comunicación. 
 
Una opinión a la que se sumó el doctor Michael Ryan, responsable de emergencias de la Organización cuando indicó que “disponer de las vacunas no implica acabar con la COVID-19”. 
 
Todavía fue más allá la directora del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la Organización, Kate O’Brien, quien afirmó que al inicio ningún país va a contar con el suficiente suministro vacunas para todas las personas que probablemente deberían ser inmunizados, aunque la oferta aumentará durante el año. 
 
O’Brien explicó que cada país establecerá una priorización y destacó la necesidad de que las comunidades y la población de cada país entienda qué grupos van a recibirla primero, quienes son y cuales son las evidencias para ello. 
 
Ante la cuestión de cómo ganarse la confianza de la población para que se vacune y el reciente anuncio del presidente electo estadounidense Joe Biden, junto a otros exmandatarios, que prevén vacunarse públicamente cuando se apruebe la vacuna, Tedros aplaudió su compromiso y cree que pueden actuar como influentes. 
 
El máximo responsable de la Organización indicó que no tendría ningún problema en vacunarse públicamente, pero al mismo tiempo indicó la necesidad de asegurarse “de que sea mi turno”.