México tiene varios pendientes en la profesionalización de sus docentes

REDACCIÓN

11/3/2021

La pandemia del Covid-19 y la modalidad a distancia han dejado ver que nos falta mucho por trabajar, no solamente en términos pedagógicos o en temas socioemocionales, sino también en el desarrollo de competencias digitales para mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje en el país. 

Ahora más que nunca con la llegada de la pandemia del Covid-19 ha quedado en evidencia la importancia que tiene fomentar la profesionalización docente y formación de los profesores en diferentes competencias. 
 
Aun cuando la Secretaría de Educación Pública federal ya puso en marcha un programa para atender esta emergencia educativa en el país y mejorar la formación de los profesores, tenemos que ir más allá; en México tenemos una agenda pendiente para repensar lo que es la formación docente y la profesionalización de este personal, subrayó Mónica Monroy Kuhn, Directora Académica de las Maestrías en Profesionalización Docente de la UPAEP.
 
Dijo que no basta con que el docente domine ciertas estrategias pedagógicas, maneje herramientas tecnológicas para compartir el conocimiento hacia los estudiantes, por lo que es importante considerar estrategias de formación mucho más integrales en donde el docente esté ubicado en el centro y establezcan medios de información más horizontales para trabajar en su propia comunidad escolar y en donde se favorezca la conformación de comunidades profesionales de aprendizaje. 
 
Asimismo, se deben favorecer las habilidades de reflexión y análisis sobre los procesos educativos y trabajar de forma colaborativa en una escuela, para poder implementar diferentes metodologías que les permitan analizar y comprender la realidad en donde se encuentran y proponer métodos de innovación en el centro educativo. 
 
El sistema educativo mexicano se vio forzado a trabajar a distancia por la pandemia del Covid-19 y prácticamente ya cumplió un año en esta modalidad, en donde ha quedado también en evidencia las ausencias que existen en este sistema y de manera particular en las competencias de profesores, directivos y personal administrativo en general, señaló Mónica Monroy. 
 
Chávez Melo lamentó que en México más de un millón de alumnos “no han dado signos de comunicación con sus profesores. Lo cual nos debe de preocupar mucho, porque son solamente los que se están reportando en el sistema público y que no han respondido.