OPINIÓN

GERMÁN MOLINA CARRILLO*

La alianza opositora

 
Las bases del PRI, PAN y PRD no están presentes en este acuerdo
 
Las elecciones del primero domingo de junio de 2021 será Morena o contra Morena, pues como usted querido lector bien sabe el PAN, PRI y PRD han conformado una alianza opositora, cuyo registro oficial ya fue solicitado ante el INE, con el nombre “Va por México” con el objetivo fundamental de lograr arrebatar la mayoría en la Cámara de Diputados a MORENA y sus aliados (PT Y PVEM) que han integrado la otra gran alianza, que lo que busca precisamente es mantener y consolidar su mayoría para seguir aprobando las iniciativas del Presidente López Obrador así como el presupuesto del gobierno federal, cuya facultad le está encomendada por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
 
Las elecciones del primero domingo de junio de 2021 será Morena o contra Morena, pues como usted querido lector bien sabe el PAN, PRI y PRD han conformado una alianza opositora, cuyo registro oficial ya fue solicitado ante el INE, con el nombre “Va por México” con el objetivo fundamental de lograr arrebatar la mayoría en la Cámara de Diputados a MORENA y sus aliados (PT Y PVEM) que han integrado la otra gran alianza, que lo que busca precisamente es mantener y consolidar su mayoría para seguir aprobando las iniciativas del Presidente López Obrador así como el presupuesto del gobierno federal, cuya facultad le está encomendada por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
 
En política no todo suma, si las dirigencias del PAN, PRI y PRD comen en el mismo plato desde el Pacto por México, evidentemente, lo difícil será integrar a sus militantes y simpatizantes y recuperar a quienes se sumaron a la causa de Morena en las elecciones de 2018 y que no obtuvieron algún beneficio o cargo público. 
 
Uno de los grupos que tendrán un papel protagónico en las elecciones es el sector empresarial, que ha sido afectado con las decisiones y políticas económicas de un gobierno que los ha menospreciado y eliminado los apoyos con los que contaron en otros períodos presidenciales y que incluso ahora con la pandemia del Covid 19, han ido a la quiebra y perdido gran parte de su capital.
 
Por lo que hoy más que nunca, están obligados a participar en forma directa y luchar porque los candidatos de la alianza opositora logren los triunfos que les permitan modificar la situación actual en el país. 
 
¿Qué tan rico es México que aún con todo el saqueo de los gobiernos anteriores, se lucha por el poder para seguirlo usufructuando?
 
Lo importante de la elección de 2021, es la confrontación de dos proyectos de país, totalmente distintos, que han llegado a la polarización (Liberales VS Conservadores) o (Chairos VS Fifis) y que el Presidente López Obrador todos los días desde su conferencia mañanera estará atizando para mover la opinión pública y sobre todo hacer las comparaciones entre su gobierno y los del que él denomina el período neoliberal en las que no siempre su gobierno sale bien librado en resultados. 
 
Aunque ello no le ha impedido que su gobierno tenga a la fecha una aprobación del 61% de la población; sin embargo los votantes no verán el nombre de AMLO en la boleta electoral el 6 de junio de 2021, sino de los candidatos de las dos alianzas y ahí precisamente es cuando, los ciudadanos valorarán si deciden llevar esa aprobación a la elección o si votan por otros candidatos, para que se dé un cambio en el escenario político del país, que incidirá en los tres últimos años del actual gobierno. 
 
* Director general del Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla, incorporado a la BUAP.