Cada día es más difícil encontrar al “zoon polítikón”
 
 
Durante más de 60 años, políticos de un solo partido -PRI- gobernaron nuestro país. En los años 80s del siglo pasado, se abrieron las puertas a la democracia y a los partidos opositores: PAN, PRD y otros más creados por disidentes del entonces “partidazo”, y algunos afines a las “derechas” e “izquierdas”, que empezaron a compartir el poder. Los líderes de esas corrientes aprovecharon las circunstancias y fueron tras los altos puestos tanto a nivel federal como estatales. Puebla no fue la excepción. A más de 30 años, ambos gobiernos siguen en manos de los líderes que en su momento “lucharon” para lograr un cambio que tanto anhelaban los ciudadanos, que por cierto cada vez se ven más alejados de lograr sus aspiraciones. Esos “luchadores sociales” enquistados en las direcciones de los organismos políticos y en las administraciones públicas se hacen acompañar por súbditos –ahora más claro que antes, como ocurre con el residente de Palacio- a su causa. Así se ha “fomentado” el pluralismo, la competencia político electoral, respeto a la opinión ciudadana, etc, etc…Es por ello que los políticos y sus partidos se han “olvidado” de una parte fundamental: preparar a las nuevas generaciones. Así es que, los mismos, mantienen sus “señoríos” mientras el nuevo clan, conocedor de lo más profundo del sistema, en el proceso electoral que está en proceso, se prepara para dar un paso más en su proyecto de hacer más grande su imperio.
 
Están tan alejados, o perdidos, de los objetivos y principios por los cuales fueron organizados, que no buscan incrementar sus militancias y sólo al acercarse los procesos electorales, los grupos, tribus, familias que se han creado, intensifican sus luchas para alcanzar las primeras posiciones y es cuando se acercan a los ciudadanos para invitarlos a pertenecer a su partido. 
 
Ante la carencia de líderes y candidatos populares, y el peligro de perder las prerrogativas, acuden a las coaliciones o alianzas con los que tres años antes se enfrentaron en tremenda luchas por un puesto de elección popular. Los enemigos ahora son los más grandes amigos que con afán van, unidos, para sacar al rival que está conduciendo al municipio, al estado, al país, y salvar al pueblo.
 
El proceso electoral tiene tiempos fatales, como el que corre ahora; pronto se arreglan, a medias, pero carecen de figuras y entonces empiezan a barajar nombres, nombres, que se llevan a donde se toman las decisiones y allí los grandes deciden: es…y de inmediato surge el humo blanco y así se informe a los parroquianos –como en la mañanera- el nombre del afortunado elegido.
 
Así fue que desde Ciudad de México, Marko Cortés Mendoza y Genoveva Huerta Villegas dirigentes nacional y estatal del Partido Acción Nacional –PAN- dieron a conocer, después de desencuentros internos, que su candidato a la presidencia municipal de Puebla es Eduardo Rivera Pérez, quién fue alcalde en el trienio 2011-2014. 
 
Acción Nacional con el PRI y el PRD integra la coalición “Va por México” o “Va por Puebla”, como guste, y en el compromiso que hicieron no se incluyó Puebla capital. Hubo fintas priístas y sacaron, desde el CEN, al empresario José Chedraui Budib, como su candidato. Habrá arreglo para impulsar al panista y así lograr un aspirante del tricolor en otro importante municipio conurbado, o será antagonista. Del PRD, es el PRD, y dicen que Lalo es un buen candidato… Las beligerancias intestinas que se dan en los partidos llevan a que haya pobreza de políticos, a una clase política a punto de desaparecer, pero la mentira política ahí está, incontrolable. Y ante la escasez de políticos ahora se recurre a personas que goza de popularidad entre los ciudadanos, como es el caso de figuras destacadas en los mundos deportivo y artístico, para competir y seguir vigentes. 
 
Para la elección del 6 de junio próximo, solo de alcalde en la ciudad de Puebla, se espera que contiendan candidatos por lo menos de 2 coaliciones: Juntos Haremos Historia” de Morena-PT y quizá “Va por México” del PAN-PRI-PRD; Movimiento Ciudadano, Redes Sociales Progresistas, Fuerza México y Partido Encuentro Solidario, se lanzarán solos. En cuanto al Verde Ecologista –podría desligarse de Morena, Nueva Alianza, Compromiso por Puebla, y el PSI, estos partidos estatales participarían solos o se “colgarían” con otro participante. 

La escasez de un “animal político”, como calificaba Aristóteles al hombre, tiene tan desesperados a los barones que dirigen los partidos que están utilizando todos los medios de comunicación de que disponen, particularmente las redes sociales, para invitar a los ciudadanos de ambos sexos a integrarse a sus proyectos...tal vez entrarían con el pie derecho a la política y alcanzar alguna candidatura a diputado federal o local, Presidencia Municipal o Regidor…Eso sí, cuídese de los vividores de la “grilla” porque puede perder sus aspiraciones ante la aparición de influyentes personajes que ofrecen sus servicios… Y eso únicamente pasa para tener un abanderado a la alcaldia de la capital poblana, Cómo estará la situación en los 216 municipios restantes… Queremos seguir caminando el mismo camino o comenzar a vivir un camino que nos lleve por una ruta de progreso, no de regreso como el que lleva la cuarta transformación…exijamos respeto…hasta la próxima…D.M.