Cerca de regresar a semaforo rojo, poblanos retan al Covid

ERIKA GONZÁLEZ

21 de diciembre de 2020

“Ante la evolución de la curva de contagios Covid-19 en el estado de Puebla, hoy tenemos que tomar una decisión que preserve la salud y la economía”, señaló el gobernador Miguel Barbosa, al referir que de no tomar medidas podemos llegar a una crisis. 

Al informar de 491 nuevos contagios y 39 defunciones por el virus SARS-CoV-2, el mandatario estatal destacó que el estatus que hay en Puebla sobre el coronavirus es de gran preocupación; “estamos al límite de pasar a semáforo rojo, razón por la que se actuará y atenderá con sensibilidad”. 
 
Durante la videoconferencia de este día en Casa Aguayo, el subsecretario de Transparencia y Gobierno Digital, Jesús Ramírez, informó sobre el semáforo epidémico del estado; ahí se muestra que 5 de las 6 regiones están en amarillo y estables; sin embargo, la región conurbada tiene tendencia a la alza; en Puebla capital se concentran el 70 por ciento de los casos de coronavirus. 
 
Ante este escenario y de no tener conciencia social, de acuerdo a los pronósticos de la Secretaría de Salud, a partir del 11 de enero se estaría alcanzado la “alerta máxima”, como en los meses de junio-julio; de ahí la necesidad de no relajar las medidas sanitarias, considera el titular de la dependencia, José Antonio Martínez García.
 
Se estima que una de cada 3 personas que tiene Covid-19 no presenta síntomas y lo propagará sin darse cuenta y de ahí la necesidad de reforzar, en todo el Estado, las medidas personales que permiten mitigar el riesgo de contagio, comentó la titular de Protección Civil, Ana Lucía Hill. 
 
Por su parte, la titular de la Secretaría de Economía, Olivia Salomón, indicó que a fin de dar continuidad al Pacto Comunitario, se han entablado reuniones con el sector empresarial para unirse a este llamado de alerta, sumándose a las acciones anunciadas esta mañana que buscan frenar los contagios.
 
Poblanos retan al Covid 
Pese a que la situación sigue siendo preocupante, las calles del Centro Histórico de Puebla lucen saturadas de ciudadanos que a días de celebrarse la navidad realizan sus compras, algunos establecimientos tiene largas filas para poder ingresar y hay gente que no respeta la sana distancia, pese a que se han elevado los contagios de Covid-19. 
 
También se puede observar aglomeraciones de personas en el Paseo Bravo de la capital poblana, donde incluso hay personas vendiendo sus automóviles. 
 
La calle 5 de Mayo es casi intransitable por los puestos ambulantes, por lo que difícilmente se puede respetar la sana distancia entre los ciudadanos, también preocupa que algunos comerciantes y clientes no llevan el cubrebocas bien colocado o no lo portan siquiera.