Barbosa pide una investigación a fondo del caso de Juan Carlos Medel

ERIKA GONZÁLEZ

30 de noviembre de 2020

El gobernador Miguel Barbosa anunció que promoverá una reforma para agravar la penalidad de los delitos de tránsito cometidos por conductores en estado de ebriedad y para sancionar a las autoridades que no incorporen indagatorias, a fin de crear escenarios para evadir castigos. 

Durante la videoconferencia de este día en Casa Aguayo, el mandatario dejó en claro que en Puebla se avanza en el combate a la corrupción; sin embargo, en la aplicación de la ley y procuración de justicia siguen las preferencias. En el caso de Juan Carlos Medel Villa, atropellado el 24 de noviembre, se dieron privilegios para dejar libre al conductor. 
 
Este caso es emblemático para Puebla, pues se muestra cómo se trata al rico y al pobre en la aplicación de la ley, señaló el titular del Ejecutivo en la entidad, quien pidió investigar a fondo el caso. 
 
Para frenar desigualdades, en el caso de Medel Villa se instruyó al titular de Consejería Jurídica, Ricardo Velázquez, revisar con el Consejo de la Judicatura el desempeño del juez que dio la libertad y con el órgano de control de Fiscalía General del Estado a los ministeriales involucrados. 
 
Además, comentó el gobernador Barbosa, se solicitará la participación del secretario de la Secretaría de Seguridad Pública, Raciel López Salazar, para que se revise la intervención de los agentes en el momento de los hechos, “pues no deben repetirse otros casos donde se otorgan privilegios a los involucrados”, enfatizó el mandatario. 
 
Al referir que habrá sanciones para participantes de arrancones, el gobernador destacó que gracias a la estrategia en el combate de cada delito, estos han disminuido, como el de robo a trenes, sin embargo, es necesario que la policía municipal se sume a este esfuerzo.