AGENDA 2030 MÉXICO "DESARROLLO SOSTENIBLE"

Covid-19 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles: Una mirada del PNUD

FERNANDO INCHÁUSTEGUI

* La pandemia del coronavirus nos ha mostrado un nuevo mundo. 
Actualmente, millones de personas padecen un inmenso sufrimiento a causa de un virus que agobia nuestros cuerpos y nuestras economías. 
Sin distinción entre ricos y pobres, la pandemia nos ha obligado a replantearnos casi todos los aspectos de nuestros modos de vida.Además, los efectos de la COVID-19 apenas están comenzando a sentirse. 
El PNUD estima que el desarrollo humano global —la medida combinada de los niveles de educación, salud y calidad de vida— va camino de retroceder este año por primera vez desde que comenzó a calcularse en 1990. 
La Agenda 2030 
La pandemia presenta un enorme desafío y, a la vez, ofrece grandes oportunidades para hacer realidad la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).Los ODS son una hoja de ruta para la humanidad. Abarcan prácticamente todos los aspectos del bienestar de las personas y del planeta y, de alcanzarlos, permitirán que todos llevemos una vida estable y próspera y garantizarán la salud del planeta.Este año los ODS han recibido un duro golpe, uno que tendrá grandes repercusiones durante varios años.Pero la pandemia también nos revela lo que ya es inherente a los ODS: los desafíos que enfrentamos no pueden superarse de manera aislada. 
Buena salud 
Incluso antes de la crisis, el mundo no estaba bien encaminado para garantizar la atención médica de todos para 2030.Ahora, los impactantes logros alcanzados en los últimos años, como la disminución de la mortalidad materna e infantil, los cambios en la tendencia del VIH/sida y la reducción a la mitad de las muertes por malaria, se ven en riesgo. Incluso podríamos llegar a tener reveses preocupantes, no solo debido a esta enfermedad, sino también por los efectos indirectos de la interrupción de las campañas de vacunación. 
Hambre cero 
En los últimos 20 años, el número de personas subalimentadas se redujo casi a la mitad. Tanto Asia Central y Meridional como América Latina y el Caribe han logrado enormes avances. Aun así, en 2017 había 821 millones de personas que sufrían de desnutrición crónica.La COVID-19 ha sacado a la luz las deficiencias de las cadenas globales de suministro de alimentos, y ha hecho que en los países frágiles, como Yemen, donde, pese a la asistencia humanitaria, 15,9 millones de personas se despiertan con hambre cada día, millones de personas más padezcan un mayor sufrimiento. 
Fin a la pobreza 
Si bien el rápido crecimiento económico de la India y China ha permitido que millones de personas salgan de la pobreza, en 2015, unos 736 millones de personas aún vivían con menos de US$ 1,90 por día.Actualmente, Oxfam calcula que la crisis podría volver a sumir en la pobreza a 500 millones de personas.El ODS 1 es la base de los Objetivos Mundiales. La crisis ha hecho que ese Objetivo sea más difícil de alcanzar, pero, al mismo tiempo, ofrece una oportunidad para revolucionar el desarrollo por completo. 
Trabajo decente 
Cerca de 1.600 millones de personas trabajan en el sector informal, es decir casi la mitad de la fuerza de trabajo mundial. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha informado de que existe el riesgo inmediato de que se destruyan los medios de vida de esas personas.Según la OIT, más de uno de cada seis jóvenes han perdido sus empleos desde el inicio de la pandemia, y los que aún lo conservan han sufrido una reducción de su jornada laboral.Como la agencia que lidera la respuesta socioeconómica a la COVID-19, el PNUD colaborará con socios del sector público y privado para alentar un crecimiento integrado en el que realmente nadie se quede atrás. 
Educación de calidad
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) calcula que unos 1.250 millones de estudiantes se ven afectados por los confinamientos. El PNUD estima que el 86 % de los niños de los países en desarrollo en edad de asistir a la escuela primaria no están recibiendo una educación.La pandemia ha puesto de relieve una vez más la brecha digital y el derecho al acceso a Internet, en particular para las personas de las zonas rurales.El PNUD estima que cerrar la brecha digital reduciría en más de dos tercios el número de niños y niñas que actualmente no reciben una educación por el cierre de las escuelas. 
Instituciones sólidas 
Ya se han aplazado al menos 18 elecciones y referendos nacionales. En algunos casos, esto puede hacer que aumente el riesgo de disturbios. Los Gobiernos, en particular los que se encuentran en entornos frágiles, se ven sometidos a una presión sin precedentes para brindar servicios digitales y protección social, y actuar de una manera que promueva la cohesión social, al tiempo que se respetan los derechos humanos y el estado de derecho. 
Centrarse en la posibilidad de lograr “algo mejor” 
Por primera vez en 100 años, el mundo está centrado en un objetivo común: combatir el coronavirus.Y, en ese contexto, “volver a la normalidad” no es posible, ya que lo “normal” es lo que nos trajo hasta aquí. La crisis nos ha permitido ver qué tan profunda es nuestra conexión con los demás y con el planeta. La COVID-19 nos está obligando a replantearnos nuestros valores y concebir una nueva esfera de desarrollo que realmente establezca un equilibro entre el progreso económico, social y ambiental como se prevé en la Agenda 2030 y los ODS.Las soluciones integradas son el único camino que podemos tomar para crear un futuro más ecológico e inclusivo que ayude a los países a alcanzar los objetivos propuestos para 2030. 


 

 

 

 

 

1. Agenda 2030 y los Objetivos

Tamaño del archivo: 523.35 KB

Conoce la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

Descargar

2. Estrategia Nacional para la

Tamaño del archivo: 4.54 MB

Conoce la Estrategia del Gobierno de México para lograr el cumplimiento de los objetivos y metas de la Agenda 2030

Descargar

Conoce más de la Agenda 2030